*

Deportes

Portada  |  07 septiembre 2020

A 41 años del Mundial juvenil de 1979: el equipo que le ganó al paso del tiempo

Se cumple un nuevo aniversario de la final en Japón. Las inolvidables madrugadas junto a la sub 20 que fue campeona del mundo con Maradona como capitán.

La Argentina se llevó por delante a todos sus rivales en el Lejano Oriente. Disputó seis partidos y los ganó todos, marcando 20 goles y sufriendo solo dos.

La formación salía prácticamente de memoria, con Sergio García; Carabelli, Juan Simón, Rubén Rossi y Hugo Alves; Barbas, Rinaldi y Diego Maradona; Escudero, Ramón Díaz y Calderón.

Diego, que hoy dirige a Gimnasia y Esgrima de La Plata, era apenas un pibe de 18 años, con el pelo rapado y toda una exitosa carrera por delante.

Como tantos otros integrantes de aquel equipo juvenil, hacía el servicio militar obligatorio con ciertas prerrogativas. Allá en Japón comenzó a darles las primeras grandes alegrías a los futboleros argentinos.

El torneo dejó una huella difícil de borrar. En plena madrugaba los argentinos despertaban hace 40 años para ver las gambetas de Maradona, la capacidad goleadora de Ramón Díaz, la categoría de Juan Simón y el despliegue generoso de Juan Barbas. Sí, aquel equipo le ganó al paso del tiempo y un día como hoy aún se lo recuerda.

La Campaña

■ Primera fase

Argentina 5, Indonesia 0 (26-8)
Goles: Ramón Díaz (3),
Maradona (2).

Argentina 1, Yugoslavia 0 (28-8).
Gol: Escudero.

Argentina 4, Polonia 1 (30-8)
Goles: Maradona, Calderón (2),
Simón y Plasz.

■ Cuartos de final

Argentinas, Argelia 0 (2-9)
Goles: Maradona, Calderón y
Ramón Díaz (3).

■ Semifinal
Argentina 2, Uruguay 0 (4-9)
Goles: Ramón Díaz y Maradona.

■ Final
Argentina 3, Unión Soviética 1
Goles: Alves, Ramón Díaz y Maradona.

Ver esta publicación en Instagram

Un día como hoy, jugamos la Semifinal del Mundial Juvenil de 1979 contra Uruguay. En Enero, los uruguayos nos habían ganado la final del Sudamericano, que clasificaba para este mundial. Así que nos conocíamos muy bien con ellos. Compartimos la concentración en el hotel, y nos hicimos muy amigos. Pero había una pica bárbara, como siempre. Uruguay tenía un equipazo, con muchos jugadores que después jugaron el mundial de México '86, el arquero Alvez (que venía invicto), el capitán Barrios, Rubén Paz. Y una defensa que metía miedo. Había llovido muchísimo y la cancha era un flan, y se hacía muy difícil controlar la pelota. Pero gracias a Dios, ganamos 2-0 en el segundo tiempo, con un golazo del Pelado @RamonDiaz_DT, que además me habilitó a mí para el segundo gol, de cabeza. En las fotos van a ver un par de cruces en los que me levantaron por el aire, uno de Reveléz y otro de Martínez, dentro del área, que el árbitro no vió. Pero así y todo, jugamos el mejor partido del mundial, que fue una final anticipada. La felicidad nuestra era enorme, porque estábamos en la final!!! Un abrazo grande a todos 💪🇦🇷

Una publicación compartida por Diego Maradona (@maradona) el

Comentarios