*

Deportes

Portada  |  21 octubre 2019

El arquero más querido: la historia de Giuliano que recorrió el país

Giuliano Pambianco tiene síndrome de down y debutó el pasado sabado en el arco de Sansinena, en la Liga del Sur.

La imagen de Giuliano Pambianco, el joven con Síndrome de Down que debutó en el arco del Club Atlético Sansinena de General Daniel Cerri el pasado fin de semana, trascendió los límites de Bahía Blanca y recorrió el país.

En un hecho sin precedentes para la Liga del Sur, disputó un partido de futbol en el club de sus amores y logró unir a dos planteles que asistían al sueño de su vida.

Horas después, en la intimidad de su hogar y en compañía de su madre, Graciela, y de su gran amigo Gonzalo Medrano (exjugador de la institución), "Giuly" recibió a Telefe Noticias para hablar de una jornada que no olvidará jamás.

"Estoy muy feliz", le dijo a Telefe Bahía Blanca, mientras recordaba el instante mágico en el cual el entrenador, Fabián Eulech, ordenaba su ingreso al campo de juego.

Giuliano, para aquellos que desconocen su vínculo con la entidad de Cerri, hace varios años que es parte del plantel de la Primera División. Comparte viajes, entrenamientos y cenas con los jugadores. Es muy querido dentro del círculo de los futbolistas y dirigentes.

Su máximo deseo era poder acceder al verde césped y vivir en la piel de un jugador de Sansinena. Era común observarlo en la previa de los partidos, mientras efectuaba los movimientos precompetitivos, a la par de los planteles, como si fuera a ingresar a la cancha.

Sin embargo, nunca imaginó que esa oportunidad llegaría y desde la propia institución estaban decididos a premiar su constancia y cumplirle el partido de su vida.

"Es un compañero más que siempre tenía la ilusión de poder jugar unos minutos. Siempre hacía el ritual de todos los jugadores y se le pudo dar. El comportamiento de los dos clubes es para sacarse el sombrero", dijo visiblemente emocionado su amigo Gonzalo Medrano.

El día viernes, el pase de "Giuly" pudo inscribirse en los registros de la Liga del Sur y ya estaba en condiciones de firmar planilla.

Mucho tuvo que ver la gestión del presidente Fabián Diana y de toda su comisión directiva, con el aval de la dirigencia liguista que adhirió al pedido, y el invalorable aporte del técnico, Fabián Eulech, que se embarcó en la iniciativa.

"Verlo a él entrar en la cancha fue algo inolvidable para mí, y qué mejor regalo para el Día de la Madre que ese", sostuvo Graciela con lágrimas en los ojos.

Giuliano llegó al estadio Luis Molina, en compañia de su ahijada Martina (hija de Gonzalo Medrano) y parte de su familia. 

Hincha de River Plate y admirador de Franco Armani, ingresó al campo de juego cuando el cronómetro indicaba los 40 minutos del segundo tiempo.

A los 43 minutos atajó un penal a Mauro Giovagnetti de La Armonía, y 60 segundos después fue a patear un penal, alentado por sus compañeros y los propios rivales, quienes se emocionaron cuando el joven lo cambió por gol.

"Realmente no esperaba esto y cuando me lo dijeron fue algo grandioso para nosotros y para él. Lo esperaba con tantas ganas y quedó demostrado que todo se puede", dijo su madre.

Y todo lo pudo...

Comentarios