*

Entretenimiento

Portada  |  10 julio 2019

Una joven mamá cartonera y estudiante de enfermería ganó 300 mil pesos

La participante de Quién quiere ser millonario, Emilse Martínez, es cartonera en la zona de Caballito desde hace 10 años. En su búsqueda de superación, la participante comenzó a estudiar enfermería, "estoy en primer año. Hago las prácticas los viernes, me levanto a las tres de la mañana, a las cuatro y media arranco y sigo hasta las tres de la tarde".

"A los 14 años tuve que abandonar el colegio para empezar a trabajar. Mis viejos no querían que dejara pero cuando papá se quedó sin trabajo no podíamos más, y la prioridad eran mis hermanitos, porque yo algo de estudio tenía. A los 19 me puse a terminar la secundaria, me costó muchísimo. A lo largo de mi vida pasé muchas cosas feas, incluso llegué a dormir en la calle con mi hermana Tamara porque de noche se juntaba más cartón. No quiero que le pase lo mismo a mi hija, quiero que estudie sin preocupaciones".

Ver esta publicación en Instagram

Una vida llena de lucha y compromiso ✊👏 Emilse dice tener "un montón de sueños", pero... ¿cuál es el que más desea? 💫 #MillonarioTelefe

Una publicación compartida de Telefe (@telefe) el

La hija de Emilse tiene un año y ocho meses, y llegó a su vida cuando su mamá estaba a punto de bajar los brazos, "cuando toqué fondo Dios me ayudó, me dijo 'yo tengo algo hermoso preparado para vos'. Y eso tan hermoso era ella".

Hoy Emilse y su marido Fabián tienen el sueño más simple y necesario, que es poder mejorar la casa de chapa del Barrio 20 de junio de Merlo, donde viven: "que es parte casilla y parte material. Tengo muebles que me regalaron en la calle, pero si los ves dan pena porque están destruidos -le dijo a Santiago del Moro-. Mi sueño sería arreglar mi casa, regalarle algo de ropita a mi nena, y comprarme las cosas que necesito para enfermería que son muy caras".

En una noche emocionante, donde tanto en el estudio como en las redes sociales los seguidores del programa hicieron fuerza por que Emilse avanzara en el juego, la estudiante de enfermería se llevó 300 mil pesos y dejó un mensaje para todos: "Nadie dice que es fácil y menos cuando no se tienen recursos. Pero cuando uno se lo propone y con Dios acompañándote todo se puede".

Comentarios