*

Espectáculos

Portada  |  18 mayo 2020

Aumenta la polémica por la decisión de SADAIC de cobrar arancel por conciertos digitales

La polémica en torno de la insólita decisión de SADAIC, la Sociedad Argentina de Autores y Compositores de Música, de cobrar un arancel por conciertos en línea en plena cuarentena se incrementó en las últimas horas, antes de la asamblea anual que está previsto que ese organismo lleve adelante mañana.

La resolución de SADAIC en medio de la emergencia sanitaria y de las medidas de aislamiento social, preventivo y obligatoria que dispuso el Gobierno para contener el avance del coronavirus en el país generó revuelo en el ambiente artístico y críticas al por mayor, en especial en redes sociales.

Mediante un comunicado publicado en su sitio de internet, el organismo anunció que comenzará a cobrar un impuesto por derechos de propiedad intelectual a las transmisiones que se realicen vía "streaming" de recitales y festivales musicales.

Se trata de una modalidad que en las últimas semanas se expandió de manera significativa en la Argentina -y también en el mundo- a causa de la pandemia de Covid-19 con la que viene lidiando el país.

Una fuente de la industria, vinculada con músicos independientes, expresó en declaraciones a NA: "Es un tema complejo. En primer lugar, hay un error grave de comunicación por parte de SADAIC, porque salió con esto, de una manera poco clara, lo cual genera una gran confusión y un gran malestar porque te están hablando de tarifas de 200 mil o 400 mil pesos cuando la gente está haciendo lo que puede desde sus casas".

"Una cosa son los derechos de autor y nadie está a favor de los contenidos gratuitos, pero cuando se manda semejante bomba en este momento con tanto malestar es otra cosa; creo que es un error de comunicación y que van a tener que aclarar ese punto", agregó la fuente consultada por esta agencia.

Además, resaltó: "El problema de SADAIC no es cómo cobra si no cómo reparte; ésa es nuestra lucha eterna. En el medio, muchos músicos no están informados, no participan en general y SADAIC aparte está muy desprestigiada".

"Mañana mismo tendrían que salir a decir qué quieren hacer, a quién alcanza, a quién no alcanza, qué es lo que se va a cobrar y qué es lo que no se va a cobrar", añadió.

El nuevo arancel de SADAIC será de un 12% de los ingresos brutos, en concepto de "tarifa base" por "la transmisión en simultáneo o diferido a través de redes o plataformas digitales, sin la posibilidad de descargas permanentes de obras musicales, con o sin concurrencia de espectadores en forma presencial", según detalló el organismo.

Además, se pagará un adicional de $250.000 si el evento "tuviera una clara identificación institucional con un nombre o marca de empresa o institución", y hasta $400.000 en caso de que se transmita en simultáneo por otros medios aparte de internet, con una tasa agregada -que será definida por SADAIC- si hubieran emisiones adicionales. 

En caso de que el organizador o responsable del evento no percibiera ingresos por el acceso del público, o no suministre a SADAIC información completa o razonablemente consistente respecto de esos ingresos, el organismo se reservará el derecho de aplicar la tarifa del 12% calculada sobre valores por analogía, indicó un comunicado de prensa.

La decisión generó una gran polémica en el ambiente artístico, antes de la asamblea anual de SADAIC que se realizará este martes de manera virtual. (NA)

Comentarios