*

Información General

Portada  |  22 febrero 2021

Las 10 frases más polémicas y contundentes de Marcelo Saín

En una extensa entrevista realizada por Marcelo Fernández, en CNN Radio Rosario, el Ministro de Seguridad abordó todos los temas, respondió fiel a su estilo, frontal y sin miramientos. Aceptó sus errores, criticó duramente el sistema policial de la provincia y dejó tela para cortar.

1 -Me equivoqué, asumo mi error, pensé que Perotti se había vacunado, pero no fue así”

2 - “El mayor costo que paga el juego clandestino en la provincia es la protección política y policial. El crimen organizado invierte mucho en protección, el costo más alto que tiene esto no es el de producción porque no es una actividad capitalista normal, sino el de protección porque si no cuenta con protección del Estado, no se podría tener una red de juego clandestino, porque la red de juego clandestino es de alta visibilidad social y los lugares donde se desarrollan son lugares conocidos. Con una policía que además tiene despliegue territorial.

3 - “El sistema policial en la provincia es precario, muchos son administrativos y otros no están capacitados”

4 - “¿Por qué la computadora de un narco pone nervioso al gobierno?”

5 - “Sabíamos muy bien de lo que hablábamos porque había elementos que daban cuenta de organizaciones criminales con fuerte participación policial y también sabíamos que había un entramado de Fiscales comprometidos con todo esto, o ciertos sectores de Fiscalías regionales que nunca investigaban delitos de poder, siempre los delitos que entran al sistema son de los plebeyos, de los morochos, pero nunca los delitos de poder. Y nosotros decidimos empezar a ver el tema de una manera más global y también de aquellos delitos protegidos estatalmente y así recalamos hasta financieras famosas en la ciudad de Rosario, cuevas en Santa Fe.

6 - Todos los grupos narcos, cuando comenzamos a investigar un poquito más arriba de lo que es la red de abastecimiento de cocaína o de drogas nos encontramos con lavado de dinero, sectores financieros que no tienen problemas en financiarse con dinero proveniente de la droga.

7 - Cuando hay un gobierno que va en contra de los fiscales que investigan a fondo, como en la megacausa en Rosario, el fiscal que llevó adelante la investigación lo destruyeron, el fiscal Narvaja. Si tenés un gobierno quiere opacar. Otro fiscal como Juan Murray, que en la época de Bonfatti ya venía investigando y mirando la protección policial a las redes narco, hubo un acuerdo entre el Ministerio Público Fiscal, la Procuración y el gobernador Bonfatti para sacarlo del medio y lo mandaron a una procuradoría a Buenos Aires.

8 - Ahora la protección narco trasciende a niveles políticos. La defensa más cerrada al senador Traferri la hizo la Unión Cívica Radical

9 - Hoy tenemos en Rosario una tercera generación de narcos que son pibitos que no saben lo que es el trabajo legal, que sus abuelos ya estaban dedicados al negocio y que se criaron en Mercedes Benz y BMW. Estos pibitos lo único que tienen como valor agregado es la violencia en el control de un territorio en donde se vende algo cuyo mercado se ha reducido por la estrechez económica. Son bandas que no tienen sofisticación porque sus “gerentes” están encarcelados y la única manera que esos gerentes desde la cárcel tienen capacidad para controlar a parte de ese mercado es a través de la violencia de esos pibes que son muy rústicos, y eso explica por qué hay tantas balaceras y tan poco profesionalismo. De cada 10 personas baleadas, 2 mueren. Y esas 8 son heridas por armas de fuego.

Los robos de celulares, bicicletas, etc son relacionados a penurias económicas porque además aumentó la pobreza. Esto ha crecido mucho y por eso tratamos de hacer operativos focalizados.

10 - Tenemos una deuda pendiente en nuestro gobierno y es implementar una buena política penitenciaria. Que bandas sigan manejándose impunemente desde la cárcel implica una complicidad del servicio penitenciario, el esquema de gestión del servicio penitenciario requiere un proceso de modernización de la reforma. Si la estructura de conducción sigue siendo la misma en los últimos 5-6 años, evidentemente ahí tenemos un problema.
Más del 90% de las comisarías de la provincia de Santa Fe tenía menos de 30 personas. La comisaría de Fisherton, zona que tiene una alta densidad poblacional tiene 15 personas. Hay muy poco personal. El 75% de las comisarías provinciales tenía menos de 20 personas y el 50% menos de 10. Y encima no hay estructura ni capacitación operacional.

Comentarios