*

Internacionales

Portada  |  06 noviembre 2019

Comió arroz durante 5 años para poder comprarle medicamentos a su hermano enfermo

El drama de Wu Huayan, una joven china de 24 años, 20 kilos de peso y 1,35 metros de altura.

La historia de Wu Huayan se conoció a partir de la ayuda que le brindaron un grupo de profesores universitarios, compañeros y vecinos ante su deteriorado estado de salud.

Su drama llegó a las redes sociales y a los medios, las críticas se desataron contra la gestión del presidente chino Xi Jinping por la pobreza en la que vive parte de la población de ese país.

A los 24 años, Wu vive en la ciudad de Guiyang y padece desnutrición, según informó BBC.

Hace cinco años, ya desde adolescente, Huayan se venía alimentando apenas con arroz y ajíes, con un presupuesto diario de 2 yaunes (30 centavos de dólar).

La joven tenía dos empleos, cursaba en la universidad y ahorraba al máximo sus escasos ingresos  para poder comprar los medicamentos de su hermano enfermo.

Según Wu, realizaba ese sacrificio luego de perder a sus padres cuando era niña y ante la imposibilidad de que otro pariente cuidara a su hermano, que padece un trastorno mental.

Los conocidos de Huayan procuraron su atención médica en momentos en que ella pesaba un poco más de 20 kilos y medía 1.35 metros. A raíz de su desnutrición, sufría problemas en el corazón y los riñones.

Si bien cifras del Banco Mundial indican que en China más de 700 millones de personas salieron de la pobreza en los últimos años, la distribución de la riqueza y bienes aún es muy inequitativa.

El Estado chino se propuso eliminar por completo la pobreza para 2020, un objetivo difícil de cumplir si se tiene en cuenta que aún hay 25 millones de habitantes en condiciones precarias.

Guizhou, la región rural en donde habita Wu, es una zonas de mayor pobreza en China, lo que afecta a casi 3 millones de personas.

Según la información oficial, Huayan recibía un subsidio mínimo de China, de unos 300 yuanes (40), y tras conocerse el caso ordenaron que se le otorgue una ayuda extraordinaria de 20 mil yuanes (2.800 dólares).

En tanto, los profesores, compañeros y vecinos de la joven organizaron una campaña de donaciones para la joven y su hermano. Hasta el fin de semana pasado habían reunido unos 470.000 yuanes (68.000 dólares).

Comentarios