*

Internacionales

Portada  |  10 enero 2020

De una inundación dramática a la sequía: Venecia, sin agua

A mediados de noviembre del año pasado, el fenómeno del "agua alta", la subida de las mareas en Venecia, alcanzó los 127 centímetros y dejó cerca del 50 por ciento de la ciudad inundada, en un hecho calificado por las autoridades locales como "devastación apocalíptica" por los daños en la Basílica de San Marco, la gran plaza San Marco y otros tantos sitios icónicos.

Menos de dos meses después, luego de la peor inundación desde 1966, el panorama es el inverso: mareas bajas que dan un aspecto también impactante a Venecia.

Sin embargo, aunque se trata de una escasez de agua excepcional, es parte de las usuales bajantes que ocurren en forma regular cada año a principios de enero.

El boletín del Centro de Mareas pronosticó que los picos de marea baja llegarán a -50 centímetros. Según medios locales, en canales interiores el caudal de agua bajó medio metro y produjo serios inconvenientes para la navegación.

Comentarios