*

Internacionales

Portada  |  27 noviembre 2019

El Vaticano pidió perdón por los abusos a menores en el Instituto Próvolo

La Santa Sede negó haber encubierto a los sacerdotes condenados por la Justicia en Mendoza.

Luego del fallo contra los sacerdotes Horacio Corbacho y Nicola Corradi, el Vaticano pidió "perdón" este miércoles por los delitos sexuales cometidos en el Instituto Próvolo.

A su vez, en un comunicado niegan que hayan sido encubiertos por la Iglesia e informan que actualmente se prosigue con el juicio eclesiástico, el cual podría concluir con la expulsión de ambos del sacerdocio.

"Pedimos perdón por los pecados propios y ajenos. La conciencia de pecado nos ayuda a reconocer los errores, los delitos y las heridas generadas en el pasado y nos permite abrirnos y comprometernos más con el presente en un camino de renovada conversión", explica la Santa Sede en el comunicado firmado por el obispo argentino Alberto Bochatey.

"Toda vez que la Justicia argentina libró exhortos o pedidos a las instancias que corresponden en la Iglesia, ésta respondió según derecho, en tiempo y forma. Nunca ocultó información ni quitó colaboración", dice en referencia a las acusaciones que pesan sobre la institución católica.

Además, en el documento aclaran: "Respetamos la decisión judicial de Mendoza y esperamos que traiga paz a las víctimas que han sufrido tanto y también algo de alivio".

Comentarios