*

Internacionales

Portada  |  17 octubre 2019

La impresionante foto de una zorra y una marmota que ganó como mejor captura del año

La imagen fue reconocida por el Museo de Historia Natural de Londres.

La foto de una zorra y una marmota, con cara de terror, fue reconocida por el Museo de Historia Natural de Londres como la mejor captura de fauna salvaje del año.

Su autor es el fotógrafo Yongqing Bao, quien contó que después de esperar varias horas en una zona montañosa de China, vio a la zorra con sus tres mamíferos hambrientos.

Poco después, la zorra mató a la marmota para alimentar a sus tres cachorros. "Es la naturaleza", dijo a la BBC el fotógrafo tras ganar el premio a mejor foto de Vida Silvestre del año 2019 que otorga el Museo de ciencias Naturales de Londres.

"Con reacciones ultrarrápidas, Yongqing capturó el ataque: el poder de la depredadora que muestra los dientes, el terror de su presa, la intensidad de la vida y la muerte escrita en sus rostros", comentó la institución sobre la foto, titulada "El momento".

En la categoría juvenil del concurso, un neozelandés de 14 años, Cruz Erdmann, ganó el premio 'Joven Fotógrafo del Año de Fauna Salvaje 2019' por captar en su foto 'Un brillo nocturno' a un calamar de arrecife antes de que desapareciera en las aguas oscuras.

Entre las fotos de otras categorías, destaca la del alemán Ingo Arndt, en la que un guanaco es atacado por un puma en Patagonia. El felino finalmente no logró capturar al herbívoro.

Por su parte, el fotógrafo noruego Audun Rikardsen inmortalizó el espectacular momento en que un águila real se prepara para tomar tierra.

En esta otra imagen, el estadounidense David Doubilet se aprecia una colonia de anguilas de jardín. Para obtener esta foto, tuvo que instalar una cámara, esconderse debajo un escombro de naufragio y activar el sistema de forma remota.

El alemán Stefan Christmann captó en esta foto a 5.000 pingüinos que se aprietan entre sí para darse calor.

En esta otra imagen dos carneros o muflones de Dall hacen una pausa durante su enfrentamiento en un paisaje montañoso totalmente blanco. Su autor es el francés Jérémie Villet.

Thomas Easterbrook, un niño británico de 10 años, captó esta mariposa esfinge colibrí mientras chupa el néctar de una flor.

Comentarios