*

Internacionales

Portada  |  04 julio 2019

Otra violación en manada a una chica de 14 años genera indignación en España

La menor fue agredida por seis hombres que se turnaban, mientras un séptimo miraba todo y se masturbaba. Piden penas de hasta 20 años.

Otro caso de violación grupal en España generó bronca e indignación luego de que seis jóvenes agredieron sexualmente en una fiesta a una chica de 14 años. El grupo es conocido como la "manada de Manresa".

Este miércoles el tribunal de la sección 22 de la Audiencia de Barcelona suspendió hasta el lunes la declaración de la menor, que fue agredida cuando estaba borracha.

Uno de los tíos de la víctima intentó abalanzarse contra los acusados y tuvo que intervenir la policía para contener la situación, mientras se escuchaban los gritos de familiares y activistas feministas que repetían "no es abuso, es violación".

La violación ocurrió el 29 de octubre de 2016 a las 23:30 en una fábrica abandonada de Manresa donde se celebraba una fiesta. Según publica el diario El País, la Fiscalía considera que uno de los acusados, Bryan Andrés M., aprovechando que la víctima se encontraba bajo los efectos del alcohol, se la llevó a una casa abandonada junto al lugar de la fiesta y la violó. Luego volvió e incitó a otro de los acusados, Walter Diego C.: “Va, te toca a ti, 15 minutos cada uno. Y no tardes”.

La acusación pública sostiene que a partir de ahí entraron en la casa y la violaron por turnos, un total de seis adultos mientras un séptimo contemplaba la escena y se masturbaba.

La Fiscalía, en su escrito provisional y a la espera de lo que declare la menor, imputa a seis de los acusados un delito de abusos sexuales y pide penas de 10 a 12 años. Para un séptimo acusado, que según la acusación se masturbó mientras contemplaba a sus compañeros, pide una multa de 4.320 euros por no impedir que violaran a la joven.

El Ministerio público repite así lo ocurrido en el caso de la Manada de Pamplona, cuando los acusaron de "abuso" en lugar de violación, porque entendieron que no concurría ni violencia ni intimidación, porque la voluntad de la víctima estaba anulada por el consumo de alcohol o drogas.

En este caso, también la acusación ejercida por la víctima califica el ataque de agresión sexual, al entender que la menor fue intimidada y sometida mediante violencia, con lo que eleva la petición a una condena de 15 a 20 años de cárcel.

Los acusados -publica el diario español- sabían que se trataba de una menor de 14 años y que se encontraba bajo los efectos del alcohol. Este martes, durante la primera sesión del juicio, los siete acusados negaron rotundamente los hechos.

Comentarios