*

Internacionales

Portada  |  22 noviembre 2019

Un cazador mató a un lince ibérico que había sido criado para repoblar

El lince ibérico es una especie que se encuentra en peligro de extinción y cuya población se ve cada vez más reducida. Por eso, en la zona de Castilla-La Mancha, en España, se empezaron a implementar programas para repoblar los montes en los que habita.

'Nenúfar', una hembra que había sido criada con esta finalidad y liberada en febrero de 2017, apareció muerta el pasado 14 de junio con un disparo de escopeta en el cuerpo en un coto de caza ubicado en Menasalbas, Toledo.

Según informó el diario La Vanguardia, la hembra de lince había sido madre y tenía cuatro cachorros, uno de los cuales apareció muerto pocos días después. Se presume que los otros tres corrieron la misma suerte.

La Guardia Civil centró esta investigación en el entorno de las personas que cazaban en la zona de este coto donde apareció el cadáver de 'Nenufar', llegando ahora a identificar y localizar a la persona responsable de la muerte de este animal.

El cazador fue identificado en el marco de la investigación por el delito contra la protección de la flora y fauna, que cayó en uno de los Juzgados de Primera Instancia e Instrucción de Toledo. El hombre le dijo a la Guardia Civil que confundió al animal con un zorro.

La crianza de cada lince en cautividad le cuesta al Estado español unos 400 mil euros, según informó el periodista español José Antonio Gavira.

Comentarios