*

Internacionales

Portada  |  13 abril 2021

Vladímir Putin prohibió el matrimonio igualitario

Hasta ahora, las leyes rusas indicaban que las personas podían cambiar su género legalmente siguiendo pasos que incluían una evaluación psiquiátrica y procedimientos médicos.

El Presidente firmó una reforma constitucional que básicamente termina con los derechos de gays y otras diversidades sexuales. La ley también le da otras dos reelecciones y se podría quedar en el Kremlin hasta el 2036.

Una pareja gay adopta a un niño. Dos padres felices. Hasta que comienzan a ponerle un vestido y pintarle los labios al chico. Esto es lo que mostraba la publicidad difundida permanentemente por los canales de televisión cercanos al Kremlin a mediados del año pasado.

En plena pandemia, Vladimir Putin había lanzado una reforma constitucional que básicamente terminaba con los derechos de la comunidad LGBT rusa y que traía por debajo lo que realmente el jerarca buscaba: otras dos reelecciones y la posibilidad de quedarse en el poder hasta 2036. Para conseguirlo apeló al tradicional machismo que aún impera desde la época soviética. El resto lo hicieron los grupos que lo apoyan con fruición en los medios de comunicación.

La enmienda constitucional fue aprobada en el referendum del 1 de julio de 2020 y Putin la firmó esta semana. La ley prohíbe formalmente cualquier tipo de matrimonio entre personas del mismo sexo en Rusia y bloquea cualquier legislación al respecto. También prohíbe las “adopciones transgénero” y establece que la “fe en Dios” será un valor central que regirá la vida del país.

Comentarios