*

Tecnología

Portada  |  19 noviembre 2019

Un nene se rapó para acompañar a su amigo que sufre cáncer

De manera inesperada, un año antes, a Tommy-Lee Hetherington le diagnosticaron leucemia linfoblástica aguda. El tratamiento de quimioterapia al que se está sometiendo para combatirla ha hecho que pierda su pelo.

"Llegué a casa de la escuela y le pregunté a mi mamá si podía afeitarme la cabeza, así Tommy-Lee no era el único niño en la escuela sin pelo". De esta manera, Olly Spencer, un niño de siete años, de Anstey, Inglaterra, cuenta a Leicester Mercuty cómo decidió quedarse sin pelo en la cabeza en consideración con su amigo.

De manera inesperada, un año antes, a Tommy-Lee Hetherington le diagnosticaron leucemia linfoblástica aguda. El tratamiento de quimioterapia al que se está sometiendo para combatirla ha hecho que pierda su pelo.

Olly quiso tener un gesto de amabilidad con él, para que no sintiera que era el único en la escuela sin pelo y su ánimo no decayese. "Cuando Tommy-Lee no tenía cabello, me sentía triste y no quería que estuviera solo. Quería ayudar a Tommy-Lee porque tiene cáncer y quería que el cáncer desapareciera", explica. Ahora ambos son inseparables. "Somos los mejores amigos y siempre nos cuidamos en todo lo que hacemos. Tommy-Lee siempre será mi mejor amigo y lo apoyaré siempre que pueda", manifiesta Olly.

Comentarios