*

Tecnología

Portada  |  12 marzo 2019

Una ballena se tragó a un buzo y lo "escupió" sano y salvo

Rainer Schimpf, de 51 años, estaba fotografiando un tiburón cuando una ballena se lo tragó, a unos 40 kilómetros del puerto Port Elizabeth, al este de la Ciudad del Cabo, en Sudáfrica.

"Supe al instante lo que había sucedido. Sabía que una ballena había venido y me había llevado, y yo, de manera instintiva, contuve el aliento, asumiendo que volvería a zambullirme y me escupiría en algún lugar de las profundidades del Océano Índico", dijo Schimpf en The Telegraph.

El buzo estaba junto a un equipo de trabajo cuando la ballena lo engulló y, momentos más tarde, lo escupió en una playa.

Schimpf es director de la compañía Dive Expert Tours, que organiza buceos para aficionados y profesionales para observar la vida marina.

"Nada te prepara para acabar dentro de una ballena. No había tiempo para el miedo", aseguró el hombre, luego de recuperarse. "Mantuve el aliento porque creía que me iba a sacar a la superficie en algún momento", recordó. Tras unos segundos angustiosos en los que Schimpf no volvía a aparecer, la ballena soltó al hombre. "Sentí cómo la presión desaparecía y pude subir", aseguró.

Comentarios